Feliz día del padre


Como ya se habran dado cuenta, en cada fecha significativa me salgo del tema del blog y comparto algun pensamiento o reflexión.

En esta ocasión no sera una reflexión, sino una anecdota que en una ocasión tuve en referencia a el día del padre.

Espero les guste….

Hec creo que dos años me encontraba platicando con unos chavos de prepa, por curiosidades de la vida, dentro del grupo estaban estudiando una muchacha y su madre.

El matrimonio se habia disuelto y como es de imaginar no hablaban muy bien del ex de la señora, la platica se fue enfocando a la labor de los padres en general, como la experiencia de ellas en ese caso no era muy buena los comentarios tampoco lo eran, eso si, sin llegar a ser groseros.

Entonces comence con el siguiente discurso, que palabras, palabras menos va así:

Cuando se avecina el día de la madre, todo es felicidad, fiesta y alegria, se recuerda el sacrificio y la constante lucha de las madres como pilares que sostienen a la familia, y con esto no quiero menospreciar el gran esfuerzo que realizan, pero es muy poco lo que se le reconoce al padre dentro de la función de la familia.

Su aporte pasa casi desapercibido, así como sus sacrificios, en este punto la mayoria me miro extrañado y algunas muchachas preguntaron ¿Qué sacrificios?

Para ver los sacrificios de un padre habremos de contestar algunas preguntas, (pido a los lectores que traten de irlas contestando tambien en su mente)

1.- ¿Cada cuanto las mujeres, es decir las hijas y las madres estrenan ropa y zapatos?

Muy seguido, casi cada semana y del diario- fueron las respuestas que pronunciaron.

2.-¿Cuantos zapatos tienen ustedes?

Las mujeres contestaron que tienen muchos

3.-¿Cuantos zapatos tiene su papá?

Un par, el mismo que usa para ir al trabajo y salir, cuando mucho tendra dos pares.

4.-¿Cuan a menudo estrena ropa su papá?

Casi nunca, hay que regalarsela para que estrene- fué la respuesta que dío la mayoria

5.-¿Cuan a menudo ven a su padre comparse algo tan solo por el hecho de que lo vio y le gusto?

Casí nunca- fue de nuevo la respuesta de los muchachos

En este punto la mayoria comenzo a comprender por donde iba el asunto.

– La labor del padre es invisible porque no vemos cuantas cosas que podria comprar para si mismo deja de comprar para dar gustos  a su familia.

– Pensamos que es desaliñado o descuidado con su aspecto, pero no vemos que el prefiere andar con unos zapatos rotos antes de ver tu pie descalzo.

– Pensamos que no nos pone atención cuando todo el día anda pensando y como obtener aquello que hace falta en casa.

– Pensamos que es un ridiculo por andar con ropa anticuada cuando deja de comprarse una camisa por comprar los utiles de la escuela.

– La esposa piensa que no le gusta lo que cocina porque se va de la casa sin comer y en la calle solo come unas frituras y un refresco, pero el deja el bocado de comida que era para el, para que se reparta entre la familia.

– Nos quejamos de que nunca esta en casa, pero tiene dos y tres trabajos para que nada falte.

-Nos quejamos de su mal caracter, pero ya lo decía Paco Stanley en un poema: Yo que llegue a la casa con la alegría del mundo por ver a mis hijos y en seguida tuve que poner cara de ogro ante las quejas que recibi apenas entrar y tuve de nueva cuenta que ser el malo de la pelicula.

No somos santos, ni aspiramos a serlo, no todos seran de la forma que he descrito arriba, tal vez no sean la mayoria, tal vez no sea ni siquiera una minoria, pero creo que bien vale la pena pensarlo un tantito.

Como padres cargamos en paquete de amarguras, culpas y enojos que pasamos a los hijos, nuestra labor ya lo decia bien un escritor: La labor del padre alijerar el tamaño del paquete que el heredo de su padre, para que cuando tu lo recibas sea un paquete que puedas cargar.

Hasta aqui fue el final de mi conversación, espero que les sirva de algo.

Felicidades a aquellos padres que se sienten culpables cada vez que compran algo para si mismos.

Felicidades a aquellos padres que comen porquerias en la calle para que la comida sana alcanze para sus hijos.

Felicidades a aquellos padres que andan con zapatos rotos para que los pies de sus hijos no toquen el suelo.

Felicidades a aquellos padres que cada noche abren el baul de sus sueños rotos y  hacen el enorme esfuerzo de volverlo a cerrar cada noche para tratar de cumplir los sueños de sus hijos.

Un padre no tiene miedo a morir, su mayor miedo es no saber que pasara con su hijo el día que no este.

Ya para terminar les dejos las palabras y la musica que me dieron la pista de como ser padre, gracias y FELICIDADES PAPA

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de sistemasumma

Blog dedicado a la tecnología y a todos los estudiantes de sistemas, informatica, computación y afines
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¿Qué estas pensando?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s